Relax

Relax

jueves, 5 de febrero de 2015

SER UNO MISMO






Un sabio maestro llamado Lin estaba acostado en su lecho de muerte, rodeado por sus discipulos. Lloraba desconsoladamente y nadie lograba confortarlo.
Uno de sus alumnos le pregunto: "Maestro, ¿por qué está llorando? ¡Si usted es casi tan inteligente como el patriarca Abraham y tan bondadoso como el mismo Buda!"
Al escuchar esto, el anciano Lin respondió: "Cuando parta de este mundo a comparecer ante el Tribunal Celestial nadie me cuestionará por qué no fui inteligente como Abraham o bondadoso como Buda. Por el contrario, la pregunta que me harán será: "Lin, ¿por qué no fuiste como Lin? ¿Por qué no ejerciste tu potencial? ¿Por qué no seguiste la trayectoria que era la tuya propia y personal?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada