Relax

Relax

domingo, 30 de octubre de 2011

COMPARACIONES





Debemos estar siempre atentos a nuestros razonamientos, ser siempre nosotros mismos y no caer en el pozo de las comparaciones. El que apoya su vida en la comparación con los demás, al final perderá su identidad, se perderá a si mismo...

Me viene a la mente un viejo cuento del entrañable Nasrudin....


El mulá Nasrudín iba vestido con una túnica harapienta y sucia. El gobernante lo increpó:

- "¿Cómo te atreves a presentarte ante mí en ese estado de suciedad? ¿Es que no te da vergüenza?"

- "Siempre estoy relativamente limpio", contestó Nasrudín. "En mi alforja guardo otra túnica y me la pondré cuando la que visto ahora esté más sucia que ésta."

- "Pero ¿cuándo las lavas?"

- "Nunca. Cada vez que la túnica que estoy usando está más sucia que la llevo en mi alforja, me la cambio. ¡Siempre estoy relativamente limpio!"


¡Ojo a las comparaciones! En la mayoría de los casos no son sino escusas para autoengañarnos....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada